Redes sociales para dejar de fumar: Facebook, Twitter, y YouTube.

El doctor Francisco Camarelles presentó una ponencia en el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo en la que explicaba que las redes sociales pueden servir para: promover el apoyo social, compartir información, influir socialmente, y para el modelado y la transmisión de normas sociales sobre el proceso del abandono del tabaco. Así, señala que en Facebook, podemos encontrar aplicaciones para dejar de fumar (con consejos), páginas específicas que incluyen comunidades para dejar de fumar, métodos y lugares donde dejar de fumar (clínicas por ejemplo).

“Los ex fumadores son imparables» es una campaña europea que difunde las experiencias de ex fumadores. «Imparables» es una iniciativa de la Comisión Europea y cuenta con una plataforma digital en línea iCoach que se encuentra disponible en 23 lenguas oficiales de la UE. Se trata de una plataforma gratuita para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco definitivamente. Su objetivo es que los logros de unas personas sirvan de inspiración a otras.

“Dejar de fumar” es una comunidad de Facebook en la que los fumadores se dan consejos y se apoyan en su intento de abandono del tabaco. La experiencia de ex fumadores puede ser de gran ayuda para un fumador que está intentando o planea dejar de fumar. El apoyo, las felicitaciones, y los ánimos de otras personas pueden aumentar la confianza en que se puede conseguir dejar de fumar. La confianza de un fumador en conseguir abandonar el tabaco es uno de los aspectos más importantes a valorar cuando se hace un intento de abandono, además de la importancia (razones) y la disponibilidad (preparación) para dejar de fumar.

También existen centros de salud que han lanzado páginas específicas para ayudar a dejar de fumar en Facebook, como TabacCSms. Una médico y una enfermera ayudan a sus pacientes fumadores a dejar de fumar por Facebook, dándoles consejos, recomendaciones y haciendo un seguimiento. Se trata de una excelente iniciativa que está teniendo repercusión más allá del entorno inmediato del centro de salud.

En Twitter y YouTube también se pueden encontrar iniciativas para conseguirlo.

De tal forma en su blog pueden leer

«La mayoría de quienes consiguen dejar de fumar en nuestro país, abandonan el consumo de tabaco sin ningún tipo de asistencia. Existe una necesidad apremiante de que los tratamientos para el abandono del tabaco sean atractivos y accesibles a los fumadores y para ello es necesaria la innovación. Las redes sociales pueden desempeñar un papel importante en la promoción de una actitud favorable para el abandono del tabaco, en la ayuda en el intento de abandono, y en el mantenimiento de la abstinencia.

En los estudios realizados para ayudar a dejar de fumar, se ha observado que hay una relación entre el apoyo social y los resultados obtenidos. Niveles más altos de conectividad y apoyo social positivo están asociados con mayor abandono del consumo de tabaco y prevención de recaídas. Cuando ayudamos  a un fumador a dejar de fumar siempre se le recomienda que comunique su decisión al entorno y busque apoyo en ellos.
Las redes sociales han proliferado en los últimos años, y nos pueden proporcionar nuevas herramientas para incidir en el apoyo social del fumador que quiere dejar de fumar. Según el análisis del Observatorio  de Redes Sociales el 63 % de los usuarios las usa para mantener contacto con amigos y conocidos, lo que las sitúa en una posición privilegiada. Facebook tiene más de  900 millones de usuarios registrados alrededor de todo el mundo, y Twitter más de 500 millones de perfiles. Cada minuto se suben 48 horas de vídeo a YouTube, lo que significa que diariamente se sube el equivalente a ocho años de contenido de vídeo.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *