Conectando todo con todo

Cada vez todo está más conectado con todo y, para comprobarlo, es suficiente con mirar el móvil y ver cómo los correos electrónicos ya no sólo se pueden leer en la pantalla de un ordenador. Cada vez son más los dispositivos que se pueden conectar entre sí y que pueden trabajar de forma conjunta, aunque aún queda mucho por hacer.

Para dar soluciones y fomentar la interoperabilidad ha nacido Goodday, una pyme aragonesa que ha conseguido hacerse un hueco muy importante en el mercado con poco más de un año de vida. En pocas palabras, Goodday se dedica a unir todo con todo pero centrándose en un sector concreto, el de la salud.

Aunque la empresa se puso en marcha el 12 de octubre de 2011, la realidad es que hay mucho trabajo y muchos años detrás de la misma. Los creadores de Goodday llevan más de diez años trabajando sobre telemedicina y e-salud dentro del contexto de la investigación.

La parte más tecnológica de la empresa nace de grupos de investigación de la Universidad de Zaragoza, donde se dieron cuenta de que en diferentes ciudades se estaba investigando para conseguir resultados similares. Por ello, decidieron que había que ir más allá.

Fue entonces cuando Goodday apostó por utilizar la investigación para resolver problemas reales de las personas y se centró en el ámbito sanitario, en los hospitales, residencias, centros sanitarios, etc. Todos ellos tienen cientos de equipos (tensiómetros, básculas, glucómetros, medidores de pulso…) que no están conectados entre sí.

Pensaron lo útil que podría resultar conseguir que los datos que registra cada uno de los aparatos se pudiesen comparar al momento y se registrasen de forma adecuada en un mismo programa. O, por ejemplo, lo que facilitaría el trabajo a una enfermera un equipo electrónico que recogiese al momento la tensión de las 80 personas que tiene que atender al día. Y, precisamente, eso es lo que ofrece una empresa cuyo nombre, en inglés, significa “Buen día”.

El asesor de I+D en e-salud de Goodday, Ignacio Martínez, ha explicado que el nombre de la empresa surgió porque “estamos enfocados a las personas”. “Pensemos en un enfermo que, a diario, tiene que medirse la glucosa, pesarse, tomarse la tensión, etc. Si le ayudamos a que este proceso sea más sencillo y rápido porque los datos se recogen de forma automática, al final esta persona estará teniendo un buen día”, ha añadido.

Goodday cuenta en la actualidad con cuatro departamentos (dirección de negocio, administración y gerencia, departamento técnico y comunicación), pero trabaja con colaboradores y autónomos repartidos por toda España.

Primer año de vida

Como ha remarcado Martínez, el año 2012 “ha sido muy bueno pero podría haber sido mejor”. Y es que los recortes se han dejado notar en la sanidad y, proyectos que podrían haber sido muy importantes hace un par de años, como la digitalización de las historias clínicas, se han ralentizado.

“La crisis es mala para unas cosas, pero buena para otras, porque en estos momentos se está buscando economizar recursos y eso, para nosotros, es una enorme oportunidad. Goodday lo que hace es maximizar los resultados de los productos y los equipos que las empresas ya tienen adquiridos. Conectamos un material del que ya disponen y, de esta manera, conseguimos que lo utilicen de forma más eficaz”, ha detallado Martínez.

Una idea que ha dado sus frutos porque a los pocos meses de ponerse en marcha, la oficina de Goodday, que se encuentra en el Centro de Incubación Empresarial Milla Digital de Zaragoza, ya tiene diferentes premios que enseñar. Entre los reconocimientos que han obtenido se encuentran los premios IDEA, el galardón Emprendedor 21 o el Megathon Windows 8, entre otros.

Biomed

Además, Goodday se ha convertido hace poco en uno de los socios fundadores de BioMed Aragón, una asociación de empresas e instituciones públicas y privadas que pretende fomentar la innovación en el campo de la salud y de la biotecnología.

Para Goodday, BioMed es “una buena idea donde queremos que pasen cosas y que ha nacido de forma correcta porque, sin estar más de los que tenemos que estar, tampoco falta nadie”.

Dentro de BioMed, Goodday espera participar en el desarrollo de proyectos interdisciplinares que aúnen tecnología, adaptación al ciudadano, especialización, etc. “Nosotros no queremos ser una empresa que abarque todo, si no ser especialistas en algunas cosas y ser flexibles para hacer partners y compañeros de camino que hagan y completen lo que tu no sabes hacer. Y para esto, BioMed va a ser el lugar perfecto”, ha aseverado Martínez.

La primera reunión oficial de la biorregión será antes de que acabe el año y la actividad arrancará con un foro de e-salud que se desarrollará a mediados de diciembre y en el que se presentarán las líneas estratégicas de BioMed.

“En vez de hacer muchas cosas queremos no repetir errores del pasado, por lo que hay que pensar cuáles son las claves y cuáles son nuestras especialidades. Hay que ser centros de excelencia de lo que seamos expertos, que haya puntos de especialización y que éstos se articulen dentro de la biorregión”, ha sentenciado Martínez.

Proyectos

El ambiente que se respira en Goodday es muy positivo, y el mismo se refleja en todos los proyectos que tienen en mente, que están desarrollando o que ya están en marcha. Sin embargo, son conscientes de que tienen que tener los pies en la tierra y pensar en el medio plazo porque el futuro de la empresa “depende de un crecimiento sostenible”.

Goodday está trabajando con la MAZ en un proyecto para la integración de equipos médicos, y también está desarrollando diferentes iniciativas con varios centros sanitarios a nivel nacional. Además están pendientes de poner en marcha a medio plazo propuestas relacionadas con la salud animal y con la salud en el deporte de élite, que tendrían repercusiones a nivel nacional e internacional.

“El modelo de Goodday es de integración. Nuestros clientes son empresas o iniciativas que dan servicios, por ejemplo, a hospitales, y nosotros completamos su oferta o cubrimos ese último eslabón de la cadena de valor digital con la conectividad del equipo médico. A veces, incluso, la solución de Goodday se integra en una solución más grande”, ha recalcado Martínez.
Los datos de los equipos se recogen de forma automática
Los datos de los equipos se recogen de forma automática

Pero Goodday no sólo trabaja en el entorno médico, si no que también lo hace en la I+D+i y en ámbitos deportivos. En cuanto a innovación, este departamento de la empresa piensa qué va a suceder a varios años vista para conseguir adelantarse al futuro y acercar el mismo en el día a día.

En el caso del mundo deportivo, donde hay un gran nicho de mercado, Goodday trabaja a todos los niveles, desde aplicaciones directas para las personas, como con gimnasios y también dentro del mundo del deporte profesional. En este último aspecto, como ha reconocido Martínez, es “donde más se investiga y se desarrolla ya que, por ejemplo en el fútbol, se mueve mucho dinero”.

Éxito

Goodday es consciente de que para que una empresa como la suya tenga éxito “hay que ser especialistas y no querer abarcar campos donde haya otros especialistas. Hay que integrarse, sumar y hacer soluciones completas y eficaces para los ciudadanos”.

Las pymes de hoy en día tienen que diferenciarse y colaborar con otras porque, como ha recordado Martínez, ahora no tienen “ni tiempo, ni dinero, ni capacidad” para equivocarse.

“Por ello hay que ofrecer una tecnología sencilla, útil, comprensible; ya que no sirve de nada comercializar algo demasiado completo si la gente no sabe utilizarlo. Y en la salud esa barrera hay que superarla de forma que el enfermo se pese y se mida la tensión de forma fácil y con un procedimientos que se integre en su día a día”, ha señalado Martínez.

Un objetivo que no llegará al usuario de la noche a la mañana, si no que conllevará un cierto tiempo de evolución. Además, el propósito de Goodday es que los avances en e-salud lleguen a toda la sociedad porque la sanidad es un servicio básico y, “si sólo lo notan un pequeño número de usuarios, no es suficiente”.

Un reto que seguro que acaba en éxito un “buen día”.

Noticia extraida de  http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=102663&secid=6

Cada vez todo está más conectado con todo y, para comprobarlo, es suficiente con mirar el móvil y ver cómo los correos electrónicos ya no sólo se pueden leer en la pantalla de un ordenador. Cada vez son más los dispositivos que se pueden conectar entre sí y que pueden trabajar de forma conjunta, aunque aún queda mucho por hacer.

Para dar soluciones y fomentar la interoperabilidad ha nacido Goodday, una pyme aragonesa que ha conseguido hacerse un hueco muy importante en el mercado con poco más de un año de vida. En pocas palabras, Goodday se dedica a unir todo con todo pero centrándose en un sector concreto, el de la salud.

Aunque la empresa se puso en marcha el 12 de octubre de 2011, la realidad es que hay mucho trabajo y muchos años detrás de la misma. Los creadores de Goodday llevan más de diez años trabajando sobre telemedicina y e-salud dentro del contexto de la investigación.

La parte más tecnológica de la empresa nace de grupos de investigación de la Universidad de Zaragoza, donde se dieron cuenta de que en diferentes ciudades se estaba investigando para conseguir resultados similares. Por ello, decidieron que había que ir más allá.

Fue entonces cuando Goodday apostó por utilizar la investigación para resolver problemas reales de las personas y se centró en el ámbito sanitario, en los hospitales, residencias, centros sanitarios, etc. Todos ellos tienen cientos de equipos (tensiómetros, básculas, glucómetros, medidores de pulso…) que no están conectados entre sí.

Pensaron lo útil que podría resultar conseguir que los datos que registra cada uno de los aparatos se pudiesen comparar al momento y se registrasen de forma adecuada en un mismo programa. O, por ejemplo, lo que facilitaría el trabajo a una enfermera un equipo electrónico que recogiese al momento la tensión de las 80 personas que tiene que atender al día. Y, precisamente, eso es lo que ofrece una empresa cuyo nombre, en inglés, significa “Buen día”.

El asesor de I+D en e-salud de Goodday, Ignacio Martínez, ha explicado que el nombre de la empresa surgió porque “estamos enfocados a las personas”. “Pensemos en un enfermo que, a diario, tiene que medirse la glucosa, pesarse, tomarse la tensión, etc. Si le ayudamos a que este proceso sea más sencillo y rápido porque los datos se recogen de forma automática, al final esta persona estará teniendo un buen día”, ha añadido.

Goodday ha recibido el Premio Emprendedor 21

Goodday ha recibido el Premio Emprendedor 21

Goodday cuenta en la actualidad con cuatro departamentos (dirección de negocio, administración y gerencia, departamento técnico y comunicación), pero trabaja con colaboradores y autónomos repartidos por toda España.

Primer año de vida

Como ha remarcado Martínez, el año 2012 “ha sido muy bueno pero podría haber sido mejor”. Y es que los recortes se han dejado notar en la sanidad y, proyectos que podrían haber sido muy importantes hace un par de años, como la digitalización de las historias clínicas, se han ralentizado.

“La crisis es mala para unas cosas, pero buena para otras, porque en estos momentos se está buscando economizar recursos y eso, para nosotros, es una enorme oportunidad. Goodday lo que hace es maximizar los resultados de los productos y los equipos que las empresas ya tienen adquiridos. Conectamos un material del que ya disponen y, de esta manera, conseguimos que lo utilicen de forma más eficaz”, ha detallado Martínez.

Una idea que ha dado sus frutos porque a los pocos meses de ponerse en marcha, la oficina de Goodday, que se encuentra en el Centro de Incubación Empresarial Milla Digital de Zaragoza, ya tiene diferentes premios que enseñar. Entre los reconocimientos que han obtenido se encuentran los premios IDEA, el galardón Emprendedor 21 o el Megathon Windows 8, entre otros.

Biomed

Además, Goodday se ha convertido hace poco en uno de los socios fundadores de BioMed Aragón, una asociación de empresas e instituciones públicas y privadas que pretende fomentar la innovación en el campo de la salud y de la biotecnología.

Para Goodday, BioMed es “una buena idea donde queremos que pasen cosas y que ha nacido de forma correcta porque, sin estar más de los que tenemos que estar, tampoco falta nadie”.

Dentro de BioMed, Goodday espera participar en el desarrollo de proyectos interdisciplinares que aúnen tecnología, adaptación al ciudadano, especialización, etc. “Nosotros no queremos ser una empresa que abarque todo, si no ser especialistas en algunas cosas y ser flexibles para hacer partners y compañeros de camino que hagan y completen lo que tu no sabes hacer. Y para esto, BioMed va a ser el lugar perfecto”, ha aseverado Martínez.

La primera reunión oficial de la biorregión será antes de que acabe el año y la actividad arrancará con un foro de e-salud que se desarrollará a mediados de diciembre y en el que se presentarán las líneas estratégicas de BioMed.

“En vez de hacer muchas cosas queremos no repetir errores del pasado, por lo que hay que pensar cuáles son las claves y cuáles son nuestras especialidades. Hay que ser centros de excelencia de lo que seamos expertos, que haya puntos de especialización y que éstos se articulen dentro de la biorregión”, ha sentenciado Martínez.

Proyectos

El ambiente que se respira en Goodday es muy positivo, y el mismo se refleja en todos los proyectos que tienen en mente, que están desarrollando o que ya están en marcha. Sin embargo, son conscientes de que tienen que tener los pies en la tierra y pensar en el medio plazo porque el futuro de la empresa “depende de un crecimiento sostenible”.

Goodday está trabajando con la MAZ en un proyecto para la integración de equipos médicos, y también está desarrollando diferentes iniciativas con varios centros sanitarios a nivel nacional. Además están pendientes de poner en marcha a medio plazo propuestas relacionadas con la salud animal y con la salud en el deporte de élite, que tendrían repercusiones a nivel nacional e internacional.

“El modelo de Goodday es de integración. Nuestros clientes son empresas o iniciativas que dan servicios, por ejemplo, a hospitales, y nosotros completamos su oferta o cubrimos ese último eslabón de la cadena de valor digital con la conectividad del equipo médico. A veces, incluso, la solución de Goodday se integra en una solución más grande”, ha recalcado Martínez.

Los datos de los equipos se recogen de forma automática

Los datos de los equipos se recogen de forma automática

Pero Goodday no sólo trabaja en el entorno médico, si no que también lo hace en la I+D+i y en ámbitos deportivos. En cuanto a innovación, este departamento de la empresa piensa qué va a suceder a varios años vista para conseguir adelantarse al futuro y acercar el mismo en el día a día.

En el caso del mundo deportivo, donde hay un gran nicho de mercado, Goodday trabaja a todos los niveles, desde aplicaciones directas para las personas, como con gimnasios y también dentro del mundo del deporte profesional. En este último aspecto, como ha reconocido Martínez, es “donde más se investiga y se desarrolla ya que, por ejemplo en el fútbol, se mueve mucho dinero”.

Éxito

Goodday es consciente de que para que una empresa como la suya tenga éxito “hay que ser especialistas y no querer abarcar campos donde haya otros especialistas. Hay que integrarse, sumar y hacer soluciones completas y eficaces para los ciudadanos”.

Las pymes de hoy en día tienen que diferenciarse y colaborar con otras porque, como ha recordado Martínez, ahora no tienen “ni tiempo, ni dinero, ni capacidad” para equivocarse.

“Por ello hay que ofrecer una tecnología sencilla, útil, comprensible; ya que no sirve de nada comercializar algo demasiado completo si la gente no sabe utilizarlo. Y en la salud esa barrera hay que superarla de forma que el enfermo se pese y se mida la tensión de forma fácil y con un procedimientos que se integre en su día a día”, ha señalado Martínez.

Un objetivo que no llegará al usuario de la noche a la mañana, si no que conllevará un cierto tiempo de evolución. Además, el propósito de Goodday es que los avances en e-salud lleguen a toda la sociedad porque la sanidad es un servicio básico y, “si sólo lo notan un pequeño número de usuarios, no es suficiente”.

Un reto que seguro que acaba en éxito un “buen día”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *